dieta-de-la-clinica-de-mayo

Dieta de la Clínica de Mayo

Actualmente existen todo tipo de dietas, y estas se adaptan a cualquier tipo de organismo. Para algunas personas son muy recomendables las dietas hiperprotéicas, las cuales contienen una mayor cantidad de proteínas que de carbohidratos. Por su parte, la Dieta de la Clínica de Mayo es recomendada para perder peso, sin embargo, solo sirve para algunos organismos.

Cómo iniciar la dieta de la Clínica de Mayo

que-es-la-dieta-de-la-clinica-de-mayoEsta dieta consiste en una alta ingesta de proteínas y grasas y se puso de moda en los años 80, cuando fue diseñada por la Clínica Mayo en EEUU. Los carbohidratos pasan a un segundo plano y tiene una cantidad de restricciones con respecto a los minerales y nutrientes, ya que está diseñada para 15 días nada más. Cabe destacar que es bueno preguntarle a tu médico antes de iniciar este régimen.

Dieta de la clínica de mayo para adelgazar

Durante todos los días los huevos duros serán tus aliados. Deberás comer dos huevos duros en casi todas las comidas y en el desayuno los acompañarás con infusiones, naranjas o pomelos. En los almuerzos acompañarás los huevos duros con ensaladas de lechuga y tomate, carnes sin grasas, pollo a la plancha, coliflores o pescados. En la cena acompañarás los huevos duros con ensaladas de espinaca o tomate.

Durante esos quince días notarás que bajarás de peso debido al alto consumo de proteínas y la baja en los carbohidratos. Sin embargo, debes consultar a un médico acerca de la efectividad que la Dieta de la Clínica de Mayo tiene en tu organismo. Por ejemplo, si eres un corredor, la dieta no te funcionará, porque no tienes el combustible necesario para quemar en tus carreras.

Dieta Clínica mayo opiniones

La dieta de la Clínica de Mayo puede funcionar en personas que quieren un empujón para comenzar un régimen más adecuado. Puedes perder entre 6 y 8 kilos durante esas dos semanas. Si eres una persona que viene consumiendo gran cantidad de carbohidratos, entonces podrían ser de utilidad estos quince días de alto consumo de proteínas para empezar. En cambio, si sufres de colesterol, ni se te ocurra ponerla en práctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *