la-dieta-mediterranea

Qué necesitas para hacer la dieta mediterránea

Muchas personas quieren cambiar sus hábitos alimenticios en función de una dieta que los coloque en su peso ideal para siempre.

beneficios de la dieta mediterraneaDieta mediterránea características y beneficios

Existe una infinidad de regímenes estrictos  en el mercado que logran rebajarnos durante unos meses, pero siempre volvemos a subir. Sin embargo, existe una excelente opción: te explicamos qué necesitas para hacer la dieta mediterránea. La Dieta Mediterránea es muy recomendada para prevenir enfermedades degenerativas, incluso para prevenir el alzheimer, eso sin olvidar que mejora radicalmente el estilo de vida y salud.

En que consiste la dieta mediterránea

Comenzando a hacer la dieta mediterránea: 
La dieta mediterránea es un estilo de alimentación que combina la dieta vegetariana con el consumo de pescados. Esta dieta está basada en las grasas benignas para el organismo, como el omega 3, por lo que debes consumir aceite de oliva, mariscos, pescados, semillas y granos en primera instancia.

Dieta mediterránea alimentos

La fuente de proteínas está principalmente en los granos, arroz integral, el pescado y las semillas. Posteriormente complementarás con los huevos, lácteos y vegetales de todo tipo. Es importante destacar que los alimentos que se consuman deben ser preferiblemente integrales. Si compras pan, que sea negro. Esto no quiere decir que no puedes comer pan blanco en algún momento, pero no te estaría aportando los nutrientes que necesitas.

Dieta mediterránea ejemplo menú

dieta mediterranea menu de ejemplo

Lo que necesitas para hacer la dieta mediterránea es comer inteligentemente. Un buen plato sería un buen trozo de pescado con arroz integral acompañado de un chop- suey (combinación de vegetales con base de repollo). Puedes merendar un puño de merey, maní o cotufas y puedes beber jugos naturales.

caracteristicas de la dieta mediterranea

La dieta mediterránea está ligada a la macrobiótica, por lo que se evitan los platos con alimentos procesados. Podemos poner como ejemplo las gaseosas, los enlatados, los alimentos ahumados, las sopas chinas de fideos, los dulces con colorantes o los embutidos. Estos alimentos no proporcionan ningún nivel de nutrición, por ende, si bien no están prohibidos terminantemente, pero es preferible consumirlos muy poco.

Una de las sugerencias de la dieta mediterránea es tomar infusiones al finalizar cada comida. También es ideal conservar el nivel de agua en nuestro organismo bebiendo la cantidad necesaria diaria. Para finalizar, acompañar la dieta con actividad física es de excelente ayuda para llegar al estado de salud que tanto deseamos.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *